miércoles, 16 de julio de 2014

Galletas azul Tiffany

El color que en KUKIS llamamos azul Tiffany (como la famosa joyería) nos vuelve locas; lo encontramos elegante, fresco, delicado... pero no es fácil encontrarlo en el mercado. ¿Qué pasa cuando quieres hacer un color muy concreto, y no tienes el colorante que necesitas? 

Hoy vamos a contarte cómo trabajamos en KUKIS el color.

Lo primero que necesitas es glasa.  La glasa está hecha a base de una mezcla de clara de huevo y azúcar glas sobre la que posteriormente añadiremos los colorantes.

Encontrarás muchas recetas de glasa en las que utilizan claras de huevo frescas, pero nosotras preferimos usar clara de huevo pasteurizada.


Nuestra medida es una clara de huevo por cada 100 gramos de azúcar glas.

1. Tamiza el azúcar glas necesario para la cantidad de claras de huevo que vayas a utilizar.


2. Bate las claras en un recipiente totalmente seco hasta que estén a punto de nieve (como un algodón).


3. Añade muy lentamente el azúcar glas y sigue  batiendo hasta obtener una masa homogénea.



Una vez tengas la glasa lista, tienes que preparar el color. Nosotras usamos los colores como si trabajáramos con acuarelas o oleos, es decir, mezclándolos.



Para hacer el color azul TIFFANY que tanto nos gusta, necesitas azul, y amarillo limón. Nosotras usamos azul líquido, y amarillo en gel. En la imagen de abajo puedes ver la proporción que usaremos de cada color. 




Mezcla bien el color, y si ves que falta amarillo o azul, puedes ir agregando más. Nuestra recomendación es que empieces poniendo muy poco y vayas aumentando la cantidad del color. Es más fácil añadir que retirar...



Este color azul verdoso de Tiffany combinado con blanco nos parece perfecto para galletas de boda, ya que evoca el lujo de la joyería. ¿No os parece muy elegante?



Abajo puedes ver la caja completa de boda de Kukis Fiesta combinando estos colores con el gris plata. Hasta las flores de la novia y la corbata del novio van a juego! 

Así que ya sabes cómo conseguir este color tan delicado, y si no te animas a hacerlo en casa, siempre nos puedes encargar directamente la caja y te la enviaremos de regalo a la dirección que nos indiques ;-) (dentro de Europa)


martes, 15 de julio de 2014

Cremitas, cremitas!!!

Hoy hablamos de cremitas, pero no de las que van en la tarta, sino de las cremitas que a todas las mujeres nos vuelven locas... Las cosméticas!! 

Hoy hemos disfrutado por primera vez las maravillas de ser BLOGGER!!! y es que nuestros amigos de CREA-M nos han mandado sus cremas para probarlas!!! 

Casi nos desmayamos cuando hemos visto el paquete.


Lo primero que nos ha emocionado han sido las cajas... preciosas, súper sencillas y modernas, pero es que luego al ver los botes hemos pegado un grito colectivo en el taller... ¡qué monada!

Casi nos hemos tirado en plancha a probarlas todas.... y vamos a tener que hacer un pedido serio porque nos han ENCANTADO!!


Luego nos hemos puesto a leer todos los mensajes en los botes. Reconozco que estoy harta de las típicas promesas vacías de muchas cosmética... y estos mensajes divertidos, coloquiales, nada pretenciosos y con un toque de humor me han parecido un soplo de aire fresco...

Obviamente no sé qué resultado darán a largo plazo, pero la primera impresión no ha podido ser mejor y según nos han dicho los resultados no tardan mucho en notarse, ya os iremos contando. Por ahora confirmamos que el olor, la textura, la presentación, el buenrollismo que destilan... todo nos ha encantado.


Yo soy muy sibarita con las cremas y me da hasta vergüenza reconocer que creo haberlas probado casi todas (en serio). Soy especialmente maniática con la textura y el olor. Mis cremas deben oler muy bien, pero el olor debe ser sutil, no puede ser tan fuerte que tape el del perfume... las cremas de
CREA-M cumplen ese requisito a la perfección. En cuanto a la textura odio las cremas pringosas que te dejan la piel como si estuviera sucia o sudada, estas cremas se absorben enseguida y la sensación es fresca y limpia...


Así que nuestra primera experiencia como bloggers mimadas a las que les mandan cositas preciosas para probar no ha podido ser mejor! Gracias a las chicas de CREA-M, y de verdad felicidades por este proyecto tan bonito y tan bien hecho.

Creo que a partir de ahora tenéis un par de clientas nuevas por aquí, y por cierto, esta crema de hidratante corporal se queda en el taller, que con tantas horas de trabajo, tenemos que cuidarnos.


lunes, 14 de julio de 2014

Chocolate-Chocolate-Chocolate chips!

Vale, lo admitimos! No es justo presentaros la probablemente mejor receta del mundo de Chocolate chip cuando estamos en mitad de la operación bikini, pero estamos de lunes, y algún caprichito hay que darse, ¿no?

Hemos descubierto esta receta en la web de nuestra admirada I am a Baker, y no hemos podido resistir la tentación.

¿Vamos a por ello?



Ingredientes:

  •  1 taza (aprox 180 gr./6 onzas) de chocolate semi dulce en trozos.
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 tazas de harina especial pastelería (aprox. 300 gr/10,5 onzas)
  • 1 y 2/3 tazas de harina común (aprox. 250 gr/8,5 onzas)  
  • 1 y ¼ cucharaditas de bicarbonato
  • 1 y 1/2 cucharaditas de levadura
  • 1 y 1/2 cucharaditas de sal
  • 1 y 1/4 tazas de mantequilla sin sal
  • 1 y 1/4 tazas de azúcar moreno (aprox. 285 gr/10 onzas)
  • 225 gramos (8 onzas) de azúcar blanco
  • 2 huevos tamaño grande (a temperatura ambiente)
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • Una taza (aprox. 180 gr/ 6 onzas) de chips de chocolate blanco.
  • Dos tazas (aprox. 360 gr/ 12 onzas) de chips de chocolate con leche.


Instrucciones:
- Derrite (al baño María o al microondas) la taza de chocolate semidulce junto con las 2 cucharadas de mantequilla y remueve hasta que esté bien disuelto.  
- Tamiza la harina, el bicarbonato, la levadura y la sal en un bol y déjalo aparte. 
- Usando una batidora, remueve la 1 y ¼ taza de mantequilla sin sal y el azúcar hasta que esté suave. (alrededor de 5 minutos) Añade los huevos de uno en uno. 
- Añade poco a poco el chocolate derretido al principio y la vainilla. 
- Con la batidora a velocidad lenta añade los ingredientes secos, mezclando hasta que queden bien ligados. Incorpora los chips de chocolate. 
- Deja enfriar la masa durante 24-36 horas. 
- Antes de hornear precalienta el horno a 180 º C 
- Deja caer cucharadas de masa en la bandeja de horno y hornea durante 10-12 minutos.




Algunas recomendaciones: 

Utiliza el mejor chocolate posible, ya sabes que para obtener resultados de calidad hemos de usar ingredientes de calidad.

Es muy importante respetar el tiempo de enfriado de la masa, añade un día al proceso, pero merece la pena. 

Tampoco olvides añadir la sal, marca la diferencia. 

Y sobre todo, no te pases con el horneado, la mejor manera de comer estas galletas es cuando están ligeramente derretidas por el medio….




Mmmmmmm, ahora a disfrutar!!

viernes, 11 de julio de 2014

Preciosa Fiesta marinera

De nuevo nuestra amiga Maud, de Pluie de Confettis nos manda fotos de una fiesta que han decorado utilizando sus preciosos productos.

En esta ocasión Odrai, para celebrar el segundo cumpleaños de su hijo Louis, ha preparado la fiesta marinera más cuidada que hemos visto en nuestra vida. No le falta detalle!


Para ello Odrai eligió los tonos azul marino y amarillo y combinó toda la papelería, la decoración y hasta la merienda con motivos marineros.

Las fotografías son de Wideopen Photographies, y todos y cada unos de los detalles los ha buscado Odrai entre sus proveedores de confianza.



Para la merienda preparó galletas personalizadas, que por supuesto podréis encargar en KUKIS.


Personalizó hasta las botellas de zumo con estas preciosas pegatinas en forma de ancla, chocolatitos, mermeladas, mantequilla... Todo a juego y con motivos marineros.


Los chocolatitos M&M también llevaban el nombre y la edad de su hijo, y el ancla que se repite en toda la decoración.



La vajilla de cartón azul marino y amarillo, las pajitas de papellas cajas para palomitas y los cubiertos de madera se los encargaron a Maud, de Puie de Confettis.



La guirnalda y los pompones también se los encargaron a Maud, de Pluie de Confettis, pero si os animáis, los podéis preparar vosotros siguiendo este sencillo tutorial para la guirnalda y este otro para los pompones que veis más abajo.

Estos paso a paso son realmente sencillos, y son ya un clásico entre nuestros seguidores ;-)



Y el resultado final no pudo ser más impactante. Enhorabuena Odrai! Felicidades Louis!!!



martes, 8 de julio de 2014

Una idea ferozmente divertida...

Entre mi socia y yo sumamos 9 niños, asi que experiencia tenemos un poquito... hablamos mucho sobre los problemas de crecimiento, educación... cosas de niños en general... y coincidimos casi en todo! En lo único que no coincidimos es en el estilo a la hora de vestirlos, a ella le gusta que sus niños vayan siempre perfectos (y confieso que lo consigue), y yo soy más de dejar que se expresen y vayan como quieran (hechos un desastre...)... Obviamente tenemos razón las dos... somos madres.


Y curiosamente las dos hemos estado de acuerdo en lo preciosos que son los saquitos de Baby Bites, diseñados por Andrea y Sofía, y que además de ser suavecitos y divertidos, se nota la calidad al tocarlos. Nos han contado que se hacen a mano, y se nota, porque tienen un acabado perfecto.


Yo ya he encargado uno para mi próximo sobrino. Los tienen en varios colores, todos divertidísimos, ¡y nos han encantado! Además, también tienen unos baberos con cuello que, a parte de ser una monada, son también muy cómodos y prácticos para los papás y mamás... Ah, y unos cubre pañales preciosos, para que nuestro bebé vaya bien fresquito y limpio este verano. Todo de lo más original.



Pero lo que más nos gusta es que este proyecto es de dos mujeres. Dos pedazo de empresarias y amigas entre ellas que se han liado la manta a la cabeza para poner en marcha lo que un día creyeron que iba a dar mucho que hablar. Todo el concepto nos ha encantado, la tienda on-line, la imagen... Se nota que rebosan creatividad, sentido del humor y ganas de hacer las cosas bien. ¡Nuestro tipo favorito de personas!

jueves, 3 de julio de 2014

Cheesecake con piruletas de nube... suena bien!!

Otra vez nuestra amiga Carmen Framil de PinkerPlease se ha metido en la cocina para prepararnos un postre muy original... cuando me dijo lo que iba a hacer me entró una curiosidad enrome!! cheesecake con piruetas de nube!!! nos lo cuenta paso a paso:


"Siempre disfruto con un trozo de cheesecake, aunque confieso que soy bastante exigente y no me gustan todas. Adoro que tengan una textura cremosa y que, además, tengan un sabor delicado e irresistible. Por eso, esta receta de Sharon Hearne-Smitth me cautivó nada más verla. En el mismo instante en que la probé me di cuenta de que se convertiría en uno de mis postres favoritos. Además de divertida y original, es muy versátil en cuanto a su relleno (de vainilla y chocolate resulta exquisita) y os puedo asegurar que a nadie deja indiferente.

No necesita horno. La puedes hacer con un par de días de antelación y, como se toma bien fría, es ideal para los meses de verano.

Os animo, con todas mis fuerzas, a que la hagáis. Os encantará. Estoy segura"

INGREDIENTES: 
Para la base:
180 g de galletas tipo Digestive
60 g de mantequilla 

Para la tarta:
800g de queso cremoso (yo utilicé Philadelphia)
200 g de crema agria
6 hojas de gelatina neutra 
150 g de azúcar glas
1 cucharada de vainilla líquida 
6 cucharadas de jugo de remolacha 
6 cucharadas de zumo de limón

Para la decoración:
9 nubes

Utensilios:
Papel de horno 
Un molde desmontable redondo de 20 cm diámetro
9 palitos de piruleta o cake pops

PREPARACIÓN
PASO 1: Engrasa un molde desmontable redondo de unos 20 cm de diámetro y forra su base con papel sulfurizado (para horno) que previamente habrás recortado de la misma medida que la base del molde.
Tritura las galletas con la mantequilla (que habrá de estar a temperatura ambiente) y añádele una cucharada del zumo de remolacha.
Cubre la base del molde con la mezcla que resulta de triturar las galletas con la mantequilla y presiónala con fuerza. Yo utilizo el mismo utensilio que sirve para hacer el puré de patata. 
Mete el molde con la base en el frigorífico mientras preparas la crema de queso.



PASO 2: Coloca 3 hojas de gelatina en un pequeño bol con agua fría y otras 3 hojas en otro y deja que se ablanden 5-10 minutos.

PASO 3: Bate el queso crema hasta que que se ablande un poco.
Con una batidora, mezcla la crema agria con el azúcar y la vainilla.
Incorpora esta mezcla al queso crema, mézclalo bien y divide en dos boles la crema resultante.

PASO 4: Retira el exceso de agua de los dos boles donde se habrá ablandado la gelatina y vierte en uno de ellos el zumo de limón y en el otro el zumo de remolacha. Te recomiendo que calientes los dos zumos en el micro antes de añadirlos a las gelatinas para facilitar la mezcla.


PASO 5: Añade la mezcla de gelatina y zumo de limón a uno de los boles en el que hayas puesto  la mezcla de crema. Y la mezcla de gelatina y zumo de remolacha al otro bol con crema.


PASO 6: Coge el molde y dos cucharas, una para cada mezcla. Empieza con una cucharada de la mezcla rosa y ponla sobre el centro de la base de galletas. Después coge una cucharada de la mezcla clara y ponla sobre el centro de la mezcla rosa. Luego otra de la mezcla rosa y ponla en el centro de la mezcla blanca y así sucesivamente hasta que pongas en tu molde toda la mezcla de queso. Con cuidado, tienes que ir intentando que la mezcla se extienda hacia los bordes, dando golpecitos contra la mesa. 
Cubre con un papel film y mete en el frigorífico durante 3 horas como mínimo.


PASO 7: Prepara las piruletas de nubes pinchando un palito en cada una de ellas y colócalas sobre tu tarta.



Y ya tienes lista tu súper cheesecake con nubes. Nos te parece preciosa además de deliciosa?


lunes, 30 de junio de 2014

Panteras Rosas!

Hoy tenemos el placer de traeros, directamente desde el espectacular blog de Mega Silvita  esta receta elaborada por Iñaki, uno de sus colaboradores. 

¡Panteras Rosas! Unos deliciosos pastelitos rellenos de mermelada de fresa y nata montada y cubiertos con chocolate blanco… A mi ya se me está haciendo la boca agua….


Nos han parecido perfectas para cualquier celebración infantil, y hasta como postre en un bautizo o comunión.

Veréis que con la ayuda del paso a paso de Iñaki que son muy fáciles y rápidas de hacer. Vamos a por ello!



Os dejamos aquí la receta y las instrucciones de preparación.  ¡Ya nos contaréis qué tal os han salido!

INGREDIENTES

Para el bizcocho genovés
  • 4 huevos
  • 100 gr de azúcar
  • 100 gr de harina
  • Una cucharadita de vainilla en pasta
  • Para el relleno
  • Mermelada de fresa
  • 200 ml de nata de montar (35% m.g.) o Crelin
  • 30 gr de azúcar

Para la cubierta



UTENSILIOS




PREPARACIÓN

- Comenzamos preparando el bizcocho genovés. Para ello, precalentamos el horno a 180ºC.

- Forramos una bandeja de horno con papel de horno, de esta manera no se nos pegará el bizcocho y será más fácil desmoldarlo.

- Separamos las claras de los huevos.

- Montamos las claras a punto de nieve. Reservamos

- Batimos las yemas con el azúcar y la vainilla a velocidad media alta con unas varillas hasta que hayan triplicado su volumen. Suele ser unos 10 minutos.

- Añadimos la harina a las yemas y con una espátula la integramos realizando movimientos envolventes.

- Ahora añadiremos las claras y repetiremos el proceso: con movimientos envolventes circulares iremos mezclando bien la masa. No debemos hacerlo con rapidez o fuerza, o se nos escapará todo el aire.

- Esparcimos bien la mezcla por nuestra bandeja forrada y con una espátula alisamos la superficie para que se nos forme una plancha uniforme.

- Otra opción es utilizar este fantástico molde con nueve cavidades para hacer los bizcochos de forma más perfecta. Debemos llenarlos hasta más o menos 2/3 de la capacidad ya que la masa sube ligeramente en el horneado.

- Horneamos durante 10-12 minutos, hasta que la superficie comience a dorarse. No tenemos que pasarnos, no se nos tiene que tostar: si está muy tostado se nos romperá al enrollarlo.



- Ahora hay que ser muy rápidos: Sacamos del horno, cubrimos con un trapo y desmoldamos. Quitamos el papel con cuidado para no romper el bizcocho. Cortamos la plancha en nueve rectángulos iguales (Paso 1).

- Tenemos que recortar rectángulos de papel de horno de un tamaño algo mayor que nuestros rectángulos de bizcocho. Cubrimos cada rectángulo de bizcocho con uno de los papeles y enrollamos hacia adentro, dejando el papel por fuera (Paso 2).

- Dejamos enfriar todos los bizcochos bien enrollados sobre una rejilla y tapados con un trapo. Con 10-15 minutos será suficiente.

- Mientras se enfrían, montamos la nata. Batimos hasta que esté medio montada y añadimos el azúcar. Seguimos batiendo hasta que esté perfectamente montada. Cuidado, no os paséis o conseguiréis mantequilla.

- Ahora toca rellenarlos. Para ello, iremos desenrollando con cuidado cada uno de los rollos.

- Cubrimos con una capa de mermelada de fresa (Paso 3).

- Cubrimos con una capa de nata montada (Paso 4).

- Volvemos a enrollar, sin hacer mucha presión o perderemos todo el relleno de nata (Paso 5).

- Con un cuchillo o espátula limpiamos el relleno que haya podido salir por los extremos (Paso 6).

- Metemos en la nevera mientras preparamos la cobertura. Para hacerlo, desharemos el chocolate con la mantequilla y la nata en una cacerola a fuego medio, hasta que consigamos la consistencia adecuada: debe caer sin problemas de la cuchara.

- Añadimos una pizca de colorante rosa. Os recomiendo que añadáis poco a poco y que vayáis añadiendo más si no os gusta el tono conseguido.

- Sacamos los rollitos de la nevera y los colocamos sobre una rejilla. Debemos colocar la rejilla sobre una bandeja de horno para que podamos recuperar el chocolate que se caiga.

- Vamos echando el chocolate sobre nuestros rollitos, cubriéndolos enteros. Lo mejor es dejar que el chocolate caiga, que se sobre. Si tocamos el chocolate dejaremos marcas feas, es mejor que sea él mismo el que se distribuya por el rollito (Paso 7)

- Recogemos el chocolate sobrante y seguimos cubriendo los rollitos hasta acabar con todos.



- Otra opción es hacerlos con candy melts rosas. Para ello, derretimos una bolsa siguiendo los pasos que se indican en la parte de atrás y cubrimos con ellos nuestros rollitos.

- Dejamos enfriar hasta que cuaje. Podemos meterlos en la nevera.

- Para terminar, y para darles un toque más especial, derretimos 50 gr de chocolate blanco y lo colocamos en una manga pastelera desechable. Cortamos la punta para conseguir una mini abertura (no la hagáis muy grande). Haremos líneas en uno de los extremos de cada rollito para conseguir un efecto más bonito.


- Debemos mantenerlas a temperatura fresca, no con mucho calor, o el chocolate blanco se quedará muy blando. Lo mejor es sacarlos del frigorífico 10 minutos antes de comerlos. Y ya solo queda lo mejor… ¡comérselos!



¿Qué os ha parecido? 

No podemos esperar para poner las manos en la masa y probarlo nosotras mismas. Os animamos a hacerlo también y a contarnos vuestras impresiones.