martes, 21 de octubre de 2014

El arte de pintar galletas, nuestro libro....

Cuando empezamos a hacer galletas, hace ya casi 10 años, no había nadie en España haciendo este trabajo. Empezamos tímidamente, haciendo pruebas, descubriendo materiales, probando texturas, tiempos de cocción, aplicaciones de color, tiempos de secado... No había libros de instrucciones, ni blogs donde enseñaran los trucos, ni canales de Youtube donde explicaran el paso a paso.


Fuimos preparando nuestras colecciones por temas, creamos nuestra web, nuestro packaging... y como dicen en las películas, el resto es historia.

En los últimos años hemos aprendido mucho sobre el pintado de galletas, sobre colores, qué ingredientes funcionan mejor, cómo pintar de forma eficiente sin perder los detalles, qué diseños gustan más... Durante este tiempo, han sido muchas las personas que se han acercado a nosotras para aprender, que nos han escrito pidiendo consejo o que han intentado imitar nuestro estilo. Nunca nos ha molestado, al contrario, siempre lo hemos visto como un halago a nuestro trabajo.



Ahora creemos que ha llegado el momento de compartir todo lo que hemos aprendido, y es por esto que hace unos meses empezamos con mucho cariño y cuidado el proyecto de nuestro libro. En el contamos paso a paso y de forma clara y sencilla las técnicas básicas de pintado, son técnicas que utilizamos a diario en nuestro taller y que sabemos que funcionan. Es un libro claro y directo, lleno de trucos reales que funcionan. 

Queríamos que nuestro libro fuese algo más que un simple recetario, o un tutorial... queríamos que fuese BONITO, que al igual que todo lo que hacemos, fuese algo que te apetezca tener en tus manos y regalar a un buen amigo.



Todas las imágenes que aparecen en el libro son nuestras, y los consejos y recetas que damos son las que nos hubiera encantado tener cuando empezamos. Es el libro que nos hubiese gustado comprar cuando empezamos esta aventura.



Gracias a la editorial LUNWERG (Grupo Planeta) el libro ha quedado PRECIOSO!! y estará disponible a partir de Enero 2014, en Amazon, en tiendas de toda España, en algunas tiendas de Latino américa y ojalá en muchos puntos más, ya que el interés está siendo enorme!!


Y si no puedes esperar hasta enero, puedes comprar tu ejemplar ya en nuestra tienda on-line www.kukisfiesta.com o en nuestro stand en L'Illa Diagonal, Barcelona. 

Esperamos de corazón que este libro os ayude a entender mejor el mundo de la repostería creativa, y os anime a probar a hacer galletas, que como todo, solo es ponerse y dedicarle tiempo y cariño ;-)


miércoles, 15 de octubre de 2014

Tarta de merengue!

De nuevo Carmen Framil de Pinker Please se ha metido en la cocina para preparar un postre para Kukis... Esta vez nos ha sorprendido con una tarta de merengue...mmmmmmmm.

Carmen es una apasionada de los merengues, aquí podéis ver su receta básica. Estos merengues son perfectos para tener en casa y acompañar un café o un té a media tarde. 

Pero para una ocasión más especial, si cuentas con un poco de tiempo, puedes lanzarte a esta tarta, que encanta a todos los que la prueban.

No te asustes por las tres horas necesarias para hornear el merengue. Aprovecha ese tiempo para realizar cualquier otra cosa. Que levante la mano la que no tenga un millón de cosas por hacer para aprovechar ese rato ;-)



INGREDIENTES

Para el merengue
4 claras de huevo
260 g. de azúcar (130 g. de azúcar blanquilla y 130 g, de azúcar lustre tamizado)
1 pizca de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla 

Para el relleno de crema de dulce de leche
4 yemas de huevo  
100 g. de mantequilla
200 g. de azúcar
2 cucharaditas de dulce de leche
1 cucharada de vainilla líquida 
2 cucharadas de leche entera
3  plátanos

Para la cobertura de crema
350 g,de nata para montar 
1 cucharadita de vainilla líquida
4 cucharadas de azúcar


PREPARACIÓN

El merengue: 
Precalienta el horno a 100ºC.

Pon las claras de huevo y la sal en un bol y, ayudándote de una batidora eléctrica de varillas, bate a velocidad alta hasta que el merengue esté esponjoso. Entonces, añade el azúcar blanquilla poco a poco sin parar de batir. Deja de batir cuando el merengue esté firme y brillante y añádele la cucharadita de vainilla líquida. Después, añade el azúcar lustre tamizado y mézclalo con cuidado utilizando una espátula de goma. 


Extiende el merengue sobre una bandeja de horno cubierta con papel de horno.


Hornéalo durante tres horas.

El relleno:
Pon en un cazo todos los ingredientes y, a fuego lento, lleva la mezcla a ebullición sin parar de remover hasta que la crema espese. Este paso te llevará unos cinco minutos, no más.


Deja enfriar.
Cuando el merengue esté listo, retíralo del horno y déjalo enfriar durante unos minutos.

Extiende la crema de dulce de leche sobre el merengue y distribuye sobre ella los trocitos de plátano.



La cobertura:
Por último, en un bol monta la nata con una batidora de varillas y, cuando esté bastante espesa, añádele el azúcar y la vainilla y sigue batiendo hasta que adquiera una consistencia cremosa.


Con cuidado y ayudándote de una espátula, extiende la nata por encima de la crema de dulce de leche. 

Y ya la tienes lista para servir. 

Advertencia: Lo lamentamos pero este postre crea adicción ;-)

jueves, 2 de octubre de 2014

Las texturas de la glasa

Hay dos formas básicas de decorar galletas. Una es utilizando fondant, y la otra es con glasa.

Nosotras utilizamos glasa, sencillamente porque nos gusta más... tiene mejor sabor  y aunque es algo más complicada de utilizar, los resultados nos encantan.

La glasa está compuesta de clara de huevo y azúcar glass. (100g de azúcar x una clara de huevo). Y el secreto es batir muy bien las claras en un recipiente seco, hasta que obtengamos un punto de nieve. 

Luego vamos incorporando poco a poco el azúcar glas sin dejar de batir la clara.



El resultado debería ser una pasta blanca de cierta consistencia.

Y aquí viene lo divertido...no hay una sola textura válida, necesitarás consistencias diferentes en función del uso que le vayas a dar. 

Textura suave:
Para pintar las bases de las galletas necesitarás una textura más líquida, lo que te ayudará a conseguir que la superficie quede totalmente lisa. Como referencia deberías lograr una consistencia similar a la de un yogur líquido o la cola blanca. Si la glasa te queda demasiado espesa, puedes aligerarla añadiendo unas gotas de agua mineral suave.

Textura espesa:
Para pintar los detalles necesitarás espesar la glasa, para ello añade más cantidad de azúcar. Con esta textura conse­guirás relieve y más detalle en el dibujo. La consistencia en este caso debería parecerse más a la de la pasta de dientes. Esta glasa debe ser lo bastante suave como para que puedas trabajarla apretando la manga pastelera, y lo suficientemente espesa como para que los detalles que pintes con ellos no pierdan la forma.


Lograr la consistencia adecuada no es una ciencia exacta, necesitarás horas de pruebas hasta que logres el punto adecuado para cada momento. En Kukis llevamos años haciendo glasa, y aun así en ocasiones tenemos que añadirle agua si nos ha quedado demasiado espesa.




Hay muchos factores que influyen en la consistencia de la glasa: la temperatura de la cocina, la humedad del ambiente… algunos de ellos los podrás controlar, con los demás tendrás que aprender a jugar a base de pruebas y paciencia.

Puedes leer más sobre la glasa y sus usos en nuestro libro El arte de pintar galletas.

jueves, 11 de septiembre de 2014

Mousse de chocolate blanco

Otra vez hemos conseguido que Carmen Framil, de Pinker Please, se meta en la cocina y nos prepare un postre de los suyos... esta vez su famoso mousse de chocolate blanco, que yo ya había tenido el placer de probar y es para chuparse los dedos!!! Aquí dejo su tutorial!


Uno de los postres que tienen más éxito en casa es la mousse de chocolate. LLevaba años haciéndola de chocolate negro y, hace unos meses, por casualidad, descubrí esta receta con chocolate blanco y me encantó porque su textura es muy suave y su sabor irresistible. 

Su elaboración es muy sencilla, pero requiere unas horas de reposo antes de su finalización. Durante esas horas, me da tiempo a trabajar o a hacer algún post para mi blog de moda Pinker Please  Te animo a que la prepares, no te arrepentirás.


INGREDIENTES
270 g de chocolate blanco
500 g de nata para montar
4 cucharadas colmadas de azúcar glas 
1 cucharadita de pasta de vainilla

ELABORACIÓN
Calienta la nata en un cazo a fuego lento y cuando empiece a hervir retírala inmediatamente del fuego.


Vierte la nata ya caliente en un bol y añádele el chocolate blanco cortado en trocitos y la cucharadita de pasta de vainilla.


Bate con unas varillas hasta que la mezcla quede homogénea.

Mete en el frigorífico el bol con dicha mezcla y deja reposar durante 8 horas aproximadamente. Yo suelo dejarlo durante toda la noche.


Pasado ese tiempo, retira el bol del frigorífico y añade a la mezcla el azúcar glas (azúcar en polvo) tamizada y bate con una batidora eléctrica de varillas hasta que la crema adquiera una textura esponjosa, la textura de mousse.


Puedes decorar la mousse con frutas, conguitos, lacasitos, pequeñas nubes...


martes, 2 de septiembre de 2014

Tutorial efecto merengue!

Hoy estamos generosas y vamos a regalar un tutorial para pintar galletas que estamos seguras te va a encantar!!


Como hemos dicho en anteriores post, existen dos técnicas para pintar galletas, con fondant, y con glasa. Nosotras solo trabajamos con glasa (un merengue hecho con clara de huevo y azúcar glas). 

Aunque la técnica con glasa es más laboriosa, nos parece que el resultado es más fino y bonito, y sobre todo... las galletas tienen mejor sabor. Y es importante no olvidar que lo que estamos haciendo son galletas, y el sabor es importante.

Si ya has trabajado con glasa, sabras que usando diferentes boquillas y diferentes espesores de azúcar, podemos lograr muchos acabados distintos. Con este acabado, el “efecto merengue” puedes lograr un resultado espectacular. 


Necesitarás espesar el azúcar hasta que la consistencia que tenga se parezca a una pasta de dientes, la glasa debe quedarse pegada en la cuchara. Utiliza una boquilla en “flor”. Las hay de diferentes tamaños, y debes elegir el tamaño en función del efecto que quieras lograr. Para estos pastelillos hemos usado una boquilla en flor número13.

Una vez introducido el azúcar en la boquilla es importante no aplastarlo, lo vas dejando caer sobre la galleta. Tendrás que hacer fuerza estrujando la manga ya que el azúcar debería estar bastante duro.

Ve haciendo movimientos en ondas y no coloques más que una capa, sino quedará demasiado azúcar y puede aplastarse la forma.


Puedes rematar el acabado poniendo alguna decoración de azúcar. En este caso hemos colocado corazoncillos de azúcar que le dan un toque más especial y resaltan el efecto 3D.

miércoles, 30 de julio de 2014

Un remate diferente!

Hoy queremos explicaros una técnica que usamos en KUKIS que da un resultado muy divertido. Es el "manchado" de color, que nosotras usamos sobre todo para dar expresión y "calor" a algunos modelos de galletas.




En este simpático helado hemos utilizado varias técnicas de pintado, pero ahora vamos a centrarnos en esta técnica de "manchado" que nos parece novedosa y sencillita.

Cuando tienes la base de la galleta pintada y seca, pon un poco de glasa con el color que quieres usar sobre el papel de seda. Moja un bastoncillo con un poco de esta glasa con color, y "mancha" ligeramente la zona que quieres pintar con esta técnica.




Con un bastoncillo limpio, "emborrona" la zona que has manchado, quitando el exceso de glasa.




El efecto debería quedar como en la foto.

Después solo queda rematar la galleta y dejarla secar para que la disfruten!!



¿No son divinos estos coloretes?

jueves, 24 de julio de 2014

Mini cup-cakes de vainilla y ... caipirinha!!

Otra vez nuestra amiga Carmen Framil de Pinker Please se ha metido en la cocina y nos regala un post, los cup cakes los trajo para comérnoslos con las amigas y doy fe de que están ESPECTACULARES!! Ahora me queda probar y hacerlos yo... os dejo las instrucciones de Carmen:



"Hoy os propongo unos mini cupcakes muy ligeros y esponjosos. Estos pastelitos son ideales para acompañar un café o un té helado a media tarde en los calurosos días de verano. Para la elaboración del bizcocho he utilizado la misma receta que la de mi tarta Tiffany. Y, para el glaseado, dos diferentes sabores vainilla y caipirinha

Os confieso que el glaseado de vainilla es uno de mis favoritos porque combina de maravilla con el intenso sabor a chocolate del bizcocho, pero si probáis el de caipirinha os sorprenderá por su originalidad y estoy segura que, igual que a mí, os encantará.


INGREDIENTES
Para los cupcakes
190 g de chocolate negro
255 ml de leche entera
320 g de azúcar moreno
165 g de mantequilla ablandada
300 g de harina 
3 huevos grandes
1 cucharadita de levadura en polvo
15 g de cacao
1 pizca de sal

Para el glaseado
200 g de mantequilla ablandada
200 g de queso crema entero (yo utilicé Philadelphia)
500 g de azúcar lustre o glas
1 cucharadita de pasta de vainilla
1 cucharadita de pasta de caipirinha


Utensilios que necesitarás
Un molde para cupcakes o mini cupcakes (yo utilicé dos moldes de 24 mini cupcakes)
Cápsulas de papel (yo las utilicé de color marrón)
Una manga pastelera con una boquilla de estrella y una espátula
Florecitas de azúcar o fondant o pequeñas gominolas para decorar

PASO 1: Elaboración de los cupcakes

Precalienta el horno a 170º C.
Prepara la masa de los cupcakes con la misma receta que la del bizcocho de chocolate de la Tarta Tiffany que podéis ver aquí (enlace a la tarta tiffany del blog de kukis). Rellena cuidadosamente las cápsulas de los mini cupcakes que previamente habrás colocado en un molde con 24 cavidades, pero solo hasta la mitad. Para hacerlo, yo me he ayudado de una cuchara de servir helado, pero podéis hacerlo con una normal o con una manga pastelera. 
Estos mini cupcakes se hornean muy rápido (unos 12 minutos). Para saber si están listos, puedes pinchar uno con un palillo; si sale limpio, estará perfecto.


PASO 2: Elaboración del glaseado
En un bol, bate el queso hasta que quede cremoso y sin grumos. En otro bol, bate con unas varillas el azúcar glas con la mantequilla ablandada (a temperatura ambiente) hasta que la mezcla quede esponjosa y cremosa. Poco a poco, incorpora la crema de queso a la mezcla de mantequilla y azúcar y sigue batiendo unos minutos a velocidad media-alta. 

Divide esta crema en dos boles diferentes y añade a uno de ellos una cucharada de vainilla y, al otro, una de concentrado de caipirinha.

Mete en el frigorífico los boles hasta que la crema cuaje (una media hora)

PASO 3: Decoración
Yo he utilizado dos técnicas diferentes para la decoración de los cupcakes. Para los de vainilla, apliqué una generosa capa de buttercream -glaseado- con una pequeña espátula y los decoré con unas flores de fondant.


Los de caipirinha, los decoré con ayuda de una manga pastelera y una boquilla en forma de estrella. Empezando por el centro, fui formando una caracola hasta el borde del cupcake y, luego, desde el borde, apliqué otra capa de glaseado, rematándola en el centro. Para decorarlos, coloqué sobre cada uno una pequeña jelly de limón".