lunes, 30 de junio de 2014

Panteras Rosas!

Hoy tenemos el placer de traeros, directamente desde el espectacular blog de Mega Silvita  esta receta elaborada por Iñaki, uno de sus colaboradores. 

¡Panteras Rosas! Unos deliciosos pastelitos rellenos de mermelada de fresa y nata montada y cubiertos con chocolate blanco… A mi ya se me está haciendo la boca agua….


Nos han parecido perfectas para cualquier celebración infantil, y hasta como postre en un bautizo o comunión.

Veréis que con la ayuda del paso a paso de Iñaki que son muy fáciles y rápidas de hacer. Vamos a por ello!



Os dejamos aquí la receta y las instrucciones de preparación.  ¡Ya nos contaréis qué tal os han salido!

INGREDIENTES

Para el bizcocho genovés
  • 4 huevos
  • 100 gr de azúcar
  • 100 gr de harina
  • Una cucharadita de vainilla en pasta
  • Para el relleno
  • Mermelada de fresa
  • 200 ml de nata de montar (35% m.g.) o Crelin
  • 30 gr de azúcar

Para la cubierta



UTENSILIOS




PREPARACIÓN

- Comenzamos preparando el bizcocho genovés. Para ello, precalentamos el horno a 180ºC.

- Forramos una bandeja de horno con papel de horno, de esta manera no se nos pegará el bizcocho y será más fácil desmoldarlo.

- Separamos las claras de los huevos.

- Montamos las claras a punto de nieve. Reservamos

- Batimos las yemas con el azúcar y la vainilla a velocidad media alta con unas varillas hasta que hayan triplicado su volumen. Suele ser unos 10 minutos.

- Añadimos la harina a las yemas y con una espátula la integramos realizando movimientos envolventes.

- Ahora añadiremos las claras y repetiremos el proceso: con movimientos envolventes circulares iremos mezclando bien la masa. No debemos hacerlo con rapidez o fuerza, o se nos escapará todo el aire.

- Esparcimos bien la mezcla por nuestra bandeja forrada y con una espátula alisamos la superficie para que se nos forme una plancha uniforme.

- Otra opción es utilizar este fantástico molde con nueve cavidades para hacer los bizcochos de forma más perfecta. Debemos llenarlos hasta más o menos 2/3 de la capacidad ya que la masa sube ligeramente en el horneado.

- Horneamos durante 10-12 minutos, hasta que la superficie comience a dorarse. No tenemos que pasarnos, no se nos tiene que tostar: si está muy tostado se nos romperá al enrollarlo.



- Ahora hay que ser muy rápidos: Sacamos del horno, cubrimos con un trapo y desmoldamos. Quitamos el papel con cuidado para no romper el bizcocho. Cortamos la plancha en nueve rectángulos iguales (Paso 1).

- Tenemos que recortar rectángulos de papel de horno de un tamaño algo mayor que nuestros rectángulos de bizcocho. Cubrimos cada rectángulo de bizcocho con uno de los papeles y enrollamos hacia adentro, dejando el papel por fuera (Paso 2).

- Dejamos enfriar todos los bizcochos bien enrollados sobre una rejilla y tapados con un trapo. Con 10-15 minutos será suficiente.

- Mientras se enfrían, montamos la nata. Batimos hasta que esté medio montada y añadimos el azúcar. Seguimos batiendo hasta que esté perfectamente montada. Cuidado, no os paséis o conseguiréis mantequilla.

- Ahora toca rellenarlos. Para ello, iremos desenrollando con cuidado cada uno de los rollos.

- Cubrimos con una capa de mermelada de fresa (Paso 3).

- Cubrimos con una capa de nata montada (Paso 4).

- Volvemos a enrollar, sin hacer mucha presión o perderemos todo el relleno de nata (Paso 5).

- Con un cuchillo o espátula limpiamos el relleno que haya podido salir por los extremos (Paso 6).

- Metemos en la nevera mientras preparamos la cobertura. Para hacerlo, desharemos el chocolate con la mantequilla y la nata en una cacerola a fuego medio, hasta que consigamos la consistencia adecuada: debe caer sin problemas de la cuchara.

- Añadimos una pizca de colorante rosa. Os recomiendo que añadáis poco a poco y que vayáis añadiendo más si no os gusta el tono conseguido.

- Sacamos los rollitos de la nevera y los colocamos sobre una rejilla. Debemos colocar la rejilla sobre una bandeja de horno para que podamos recuperar el chocolate que se caiga.

- Vamos echando el chocolate sobre nuestros rollitos, cubriéndolos enteros. Lo mejor es dejar que el chocolate caiga, que se sobre. Si tocamos el chocolate dejaremos marcas feas, es mejor que sea él mismo el que se distribuya por el rollito (Paso 7)

- Recogemos el chocolate sobrante y seguimos cubriendo los rollitos hasta acabar con todos.



- Otra opción es hacerlos con candy melts rosas. Para ello, derretimos una bolsa siguiendo los pasos que se indican en la parte de atrás y cubrimos con ellos nuestros rollitos.

- Dejamos enfriar hasta que cuaje. Podemos meterlos en la nevera.

- Para terminar, y para darles un toque más especial, derretimos 50 gr de chocolate blanco y lo colocamos en una manga pastelera desechable. Cortamos la punta para conseguir una mini abertura (no la hagáis muy grande). Haremos líneas en uno de los extremos de cada rollito para conseguir un efecto más bonito.


- Debemos mantenerlas a temperatura fresca, no con mucho calor, o el chocolate blanco se quedará muy blando. Lo mejor es sacarlos del frigorífico 10 minutos antes de comerlos. Y ya solo queda lo mejor… ¡comérselos!



¿Qué os ha parecido? 

No podemos esperar para poner las manos en la masa y probarlo nosotras mismas. Os animamos a hacerlo también y a contarnos vuestras impresiones.

viernes, 27 de junio de 2014

Pastel de frutas Arco Iris


Seguimos con nuestra tendencia Arco Iris, y hoy os traemos esta preciosa tarta hecha con capas de bizcocho y fruta fresca de la deliciosa web de I am a Baker 

Nada mejor que una buena ración de frutas para mantenernos sanos y bellos, y si además somos capaces de introducirla en una preciosa y deliciosa tarta, qué más se puede pedir!



Además de preciosa resulta muy fácil, pues lo único que necesitamos es una sencilla receta (que os indicamos abajo) de masa de galleta y unas buenas raciones de fruta, cuanto más variada y colorida mejor.



Para montar la tarta:
    
1.- Hornea la masa de galletas en círculos de unos 12cm y deja que se enfríen, 
2.- Prepara el frosting de queso (receta abajo).  
3.- Unta cada galleta con una capa del frosting. Es importante hacer este paso antes de poner las galletas en el stand para tartas, pues si tratas de hacerlo cuando ya están puestas capas de frutas puede resbalarse y desmontarse todo. 
4.- Corta la fruta. Puedes cortar las fresas en trozos pequeños, los kiwis y naranjas en rodajas y estas a su vez en 4 trozos, las uvas en mitades. Corta en último lugar el plátano. Los arándanos no hace falta que los cortes. 
5.- Pon una galleta ya untada en el stand y cúbrela con las uvas cortadas. 
6.- Añade otra galleta y cúbrela con los arándanos. 
7.- Añade otra galleta y coloca las rodajas de kiwi. 
8.- Añade otra galleta y cubre con las rodajas de plátano. 
9.- Añade otra galleta y pon las rodajas de naranja. 
10.- Pon la última galleta y cubre con los trocitos de fresa.

Receta para la masa de las galletas:
    Ingredientes:

1-1/2 tazas de mantequilla sin sal
2 tazas de azúcar
2 huevos
2 yemas de huevo
4 cucharaditas de extracto de vainilla
2 cucharaditas de extracto de almendra
4 tazas de harina
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de levadura

    Instrucciones:
1.- Precalienta el horno a 180º 
2.- En una batidora mezcla la mantequilla y el azúcar hasta que esté bien ligado.  
3.- Añade los 2 huevos y las 2 claras de huevo y mezcla hasta que esté bien ligado. 
4.- Añade el extracto de vainilla y de almendra y mezcla de nuevo. 
5.- En otro recipiente mezcla la harina, la sal, y la levadura. Vierte esta mezcla poco a poco sobre la mezcla de manquilla y bate hasta que se vaya ligando todo. Puedes hacerlo con la batidora o a mano, como prefieras. 
6.- Pon la masa en film transparente y déjala en la nevera durante al menos una hora. 
7.- Aplana bien la masa con un rodillo, corta las galletas en círculos de 12 cm y hornéalas durante 6-8 minutos.



Receta para el frosting:

Ingredientes:

250 ml de queso para untar (a temperatura ambiente)
3 cucharadas de mantequilla (a temperatura ambiente)
½ cucharada de vainilla
2 1/2 tazas de azúcar glas

Instrucciones:

    1.- Pon el queso y la mantequilla en la batidora y bate hasta que esté bien mezclado.

    2.- Apaga la batidora y añade el azúcar y la vainilla.

    3.- Pon la batidora a velocidad lenta y mezcla todos lso ingredients durante 30 segundos. Aumenta la velocidad a media-alta y bate durante 3-5 minutos o hasta que logres la consistencia deseada.


Truco importante:

Esta tarta es mejor hacerla el mismo día que se va a consumir. La fruta es siempre mejor que esté fresca, y por otra parte si la preparas antes puede humedecer demasiado las galletas.

miércoles, 25 de junio de 2014

Cupcakes arcoiris

Hemos descubierto la web de Sprinklebakes y sus fantásticos tutoriales para hacer todo tipo de recetas. ¡Nos ha encantado! 

Como sabéis, tenemos debilidad por los arcoiris, y hoy hemos visto estos vistosos cupcakes y nos hemos animado a probarlos para vosotros. Nos parecen perfectos para cualquier ocasión en la que necesitemos una ración intensa de azúcar y alegría.




Os dejamos aquí la receta para unos 12 cupcakes

Para la masa

1/2 taza de mantequilla derretida

1 taza de azúcar

2 huevos

1 cucharadita de esencia de vainilla

1 3/4 tazas de harina

1/2 cucharadita de bicarbonato

1/4 cucharadita de levadura

1/4 cucharadita de sal

1/2 taza de crema de leche

1/2 taza de leche
  1. Precalienta el horno a 180º C grados.
  2. En el recipiente de la batidora pon la mantequilla y el azúcar y bate hasta que esté ligado y cremoso. Añade los huevos uno a uno batiendo bien después de cada uno. Añade la vainilla y vuelve a batir.
  3. En otro recipiente mezcla la harina, el bicarbonato, la levadura, y la sal y resérvalo.

  4. En un bol mediano bate la leche, y la crema.

  5. Añade al bol inicial la mezcla de harina y la mezcla de leche alternativamente acabando con harina. La masa debe quedar bastante consistente.

  6. Rellena los recipientes para cupcakes hasta ¼ de su capacidad con esta masa y hornea durante 17 minutos. Sácalos del horno y déjalos enfriar.


Para el frosting o glasa de mantequilla:

2 tazas de mantequilla sin sal derretida
1 kg de azúcar glas

1/4 taza de leche entera
1 cucharadita de esencia de vainilla
  1. Mezcla la mantequilla y el azúcar glas en la batidora. Empieza mezclando a velocidad lenta hasta que quede como en migajas, y después aumenta la velocidad al máximo y bate durante 3 minutos. Añade la leche.
  2. Añade la vainilla y bate de nuevo durante varios minutos hasta que la mezcla quede ligera y suave.
*Nota: Si te queda demasiado consistente añade algo más de leche, una cucharada cada vez hasta que logres una consistencia como para untar.

Para colorear el frosting o glasa:

Gel colorante para alimentación violeta, azul, verde, amarillo y naranja
12 cerezas confitadas (o cualquier otro adorno que os guste)
La siguiente es una estimación de la cantidad de glasa que necesitarás por color, como ves necesitaremos mucho más violeta que naranja.

Divide la glasa y coloréala de la manera siguiente:

2 1/3 tazas de violeta
1 1/2 tazas de índigo (azul oscuro: una parte de azul + una parte de violeta)
1 taza de azul
2/3 taza de verde
1/2 taza de amarillo
1/3 taza de naranja


  1. Pon la glasa violeta en una manga de plástico y utiliza una boquilla redonda de tamaño medio ( el número 2 sería perfecto).  
  2. Bordea con cuidado el contorno del cupcake y luego rellena la superficie central como ves en la imagen. Haz lo mismo con los 12 cupcakes.
  3. Repite esta operación con el resto de los colores, haciendo un círculo de un diámetro cada vez menor.
  4. En la punta de los cupcakes puedes poner una cereza confitada, o algún otra decoración que te guste.



Y aquí los tenemos!! ¿No os parecen preciosos? Imposible que pasen desapercibidos en ninguna fiesta. Evidentemente podemos utilizar esta misma técnica y receta con gamas de colores diferentes, para lograr una mesa de dulces a juego con la decoración de la fiesta. 

viernes, 20 de junio de 2014

Besos de Merengue

Otra vez hemos conseguido que nuestra amiga Carmen Framil de PINKER PLEASE nos haga un tutorial de otra de sus recetas increíbles... besitos de Merengue!



"Estos deliciosos merengues que tanto identifico con mis viajes a París me parecen ideales para tomar en cualquier ocasión. Me encanta ponerlos en recipientes de cristal, pues me parecen súper decorativos. Tienen la ventaja de que se conservan hasta tres meses, así que los puedes tener preparados con mucha antelación y siempre darán un toque chic a tus mesas de té, tus cafés con amigas, fiestas infantiles y, por supuesto, también después de una comida o una cena.

Gustan un montón y su preparación es tan fácil que no encontrarás excusa para no tenerlos siempre en casa.

Con esta receta, salen aproximadamente 100 merenguitos. Yo los preparo muy a menudo...En mi blog Pinker Please podéis ver que estos deliciosos merengues fueron los que acompañaron la tarta de celebración de mi último cumpleaños."

INGREDIENTES

100 g de claras de huevo (3 huevos grandes)
100 g de azúcar blanquilla
100 g de azúcar lustre tamizado
una pizca de sal
colorantes  alimentarios de diferentes colores
unas gotas de aromatizante (yo utilicé de vainilla, tiramisú y nube)


ELABORACIÓN DEL MERENGUE

Pon las claras y la sal en un bol y bátelo a velocidad alta con una batidora eléctrica de varillas. 

Cuando veas que las claras ya tienen una consistencia espesa, vete añadiendo poco a poco el azúcar blanquilla.

Cuando el merengue esté firme tienes que parar de batir y, en ese momento, añadirás a tu mezcla el azúcar lustre tamizado que, con movimiento envolvente y ayudándote de una espátula de goma, irás incorporando a la mezcla inicial.


AÑADE  COLOR Y AROMA A TU MEZCLA

Divide la mezcla en tres boles más pequeños. En uno de los boles puedes dejar el color natural, al que agrega unas gotas del aromatizante que prefieras, el cual también añade sabor (yo en este caso usé tiramisú). A los otros dos puedes añadir unas gotas de un colorante que te guste y una pequeña cantidad de aromatizante concentrado (yo utilicé vainilla y nube). Ten cuidado con la cantidad de colorante que añades. Empieza por una gota, pues una cantidad muy pequeña suele ser suficiente para teñir el merengue de cada bol. 


LLENA LA MANGA PASTELERA

Ahora pasa la mezcla coloreada a una manga pastelera en la que hayas puesto una boquilla de estrella (yo utilicé la boquilla nº 1M de Wilton). 


CREA PEQUEÑOS MERENGUES

Forma pequeñas rosetas con tu manga pastelera sobre una placa de horno forrada con papel sulfurado.


HORNEADO

Como lo ideal es que hornees todos los merengues a la vez (pues necesitan bastante tiempo de horneado) deberás utilizar dos placas forradas con papel sulfurizado. Introduce las placas en el horno precalentado a 80ºC y, en unas tres horas, tendrás listos tus deliciosos merengues.


miércoles, 18 de junio de 2014

Fiesta Rapunzel!

Todas las niñas quieren ser princesas, y qué puede haber más divertido que una fiesta de Rapunzel, la princesa más simpática. 

Para prepararla, nuestras amigas de Todo Bonito, nos han enviado unos imprimibles para hacer nuestras propias etiquetas y cajitas para una fiesta muy especial.

Sólo tienes que descargarte los imprimibles de su página siguiendo sus instrucciones, imprimirlas cuantas veces quieras, y prepararte para decorar una fiesta a la que no le faltará detalle.


Puedes por ejemplo utilizar las etiquetas para personalizar tus Kukis de Rapunzel, simplemente bajando el imprimible de las etiquetas, lo recortas y se lo añades a tus galletas de Rapunzel. Como verás, en el kit de etiquetas de golosinas tienes varios tamaños y formatos para decorar las distintos dulces y obsequios: chocolatinas, galletas, caramelos... Además los textos son editables para que puedas personalizar tus mensajes.


Otro detalle que gusta mucho en los cumpleaños son las palomitas, éxito asegurado! Con estos imprimibles de Todo Bonito  puedes montar todas las cajitas que quieras, y darle a cada niño sus palomitas. Sólo necesitas tijeras y pegamento.. bueno, y palomitas! 


Las posibilidades en Todo Bonito son infinitas: invitaciones, kits para decorar la mesa, banderolas, gorritos, bolsitas.... Las temáticas son de lo más variado y tu imaginación es el límite!


Ya lo sabes, en la próxima fiesta que organices, con un poquito de maña y cariño, lo tendrás fácil, fácil, fácil para preparar toda la decoración y la merienda a juego. Tus pequeños invitados te lo agradecerán!





lunes, 16 de junio de 2014

Como hacer un molde para galletas!

Seguro que te ha pasado muchas veces que ves galletas en internet o en libros que te apetece hacer, pero no tienes y no encuentras los cortadores que necesitas. Qué rabia da no poder hacer las galletas que quieres simplemente porque el cortador no está disponible...


En Kukis cuando tenemos una idea y queremos hacerla, nada nos lo impide, así que hacemos el molde nosotras mismas. Hoy te vamos a contar nuestro truco de cómo hacer moldes caseros. Con este sencillo proceso, podrás hacer cualquier galleta que se te ocurra!!


1. Cuando hayas dibujado el molde que quieres, cálcalo con una hoja de plástico rígido, fino, apto para alimentación (acetato) usando un rotulador permanente. 


2. Recorta la figura que has dibujado sobre el acetato. Procura no manchar de rotulador la parte de abajo del acetato, la que estará en contacto con la masa. En cualquier caso, deja que se seque bien la tinta antes de poner el acetato sobre la masa.

3. Coloca la figura recortada sobre la lámina de masa ya preparada, y utilizando un cuchillo fino o un cutter, corta la masa siguiendo el dibujo que marca la figura. Te recomendamos meter la lámina de masa en el congelador unos minutos, ya que así te será más fácil cortarla. 

Ya tienes lista la figura, solo queda repetir el proceso si quieres hacer más, y retirar la masa sobrante. A partir de ahora ya tienes el truco del almendruco para hacer galletas con la forma que quieras!!

Y te queda la parte más divertida, decorarlas como más te guste!